“Te busqué, cómo quien busca placer”.

Te busqué, cómo quien busca desesperadamente el olvido. Te busqué con la manía de no quererte encontrar.

Lo hice en mi desespero, en mis ansias de saberme acompañada.

Lo hice con la fuerza de querer encontrarte, ahí… esperándome súbdito de mis deseos, que estuvieses rebuscando entre mundos hasta conseguir la certeza de descubrirme; pero estabas lejano, mientras yo residía agonizante en la sombría soledad.

Mi alma resollaba desierta, cada vez con más ímpetus, contemplando el hueco de saberte inerte a perseguirme; abismándome.

Te busqué, y justo cuando desistí… me encontraste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s