“Por no ser esclava suya, soy esclava de mí”.

No sé si ya esto es un éxodo de sentimientos vencidos, en busca de estabilidad, queriendo descansar de tanta mierda o si, simplemente es aquello que por pura convicción me hace morir. Me exhibo rebelde, esto como un signo que muestra claramente el cansancio latente de vivir embaucada y vociferando la falta que me haces. Recogiendo las migajas que por pura lástima me dejaste, aquellas que me restriegan en la cara que nunca fuiste mío; ellas que se pasean con mucha pena y poca gloria por el aletargado y débil pensamiento de que regresarás.

Hoy estoy cansada, mis ganan de rehúsan a sentirte, mi piel en posición trinchera, negándose a la vibración de vivir, de sentir. De sentir aquello que solo vive en mi universo; ese que dibujé cuando te marchaste. Me propongo salir de este hueco, es inverosímil, porque al querer sacarte te entro más y más. La rabia que se apodera dejándome perpleja ante mí. Fabricando miles de artificios que me conduzcan de golpe a la salida que me hace pensar en ti. Esa que hace desbordar mi ser y a la misma vez engendra esa sensación de soledad en la que solo ella se vuelve mi compañera. Ella, que me conoce bien, ella que es tan cruel, que por querer hacerme esclava de ti, termina haciéndome ser esclava de mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s